29 nov. 2011

Creo que este poema de Virginia Satir (psicoterapeuta estadounidense) resume de forma muy simple, la manera de atender nuestra propia  necesidad y poder también entender la del otro, porque es en el contacto donde se da el encuentro.
Es un placer poderlo compartir
Gracias por estar aquí


Creo 
que el mejor regalo
que puedo recibir
de alguien
es
que me vea,
que me escuche
que me entienda
que me toque.




El mejor regalo
que puedo dar
es
ver, escuchar, entender
y tocar
a otra persona.
Cuando se ha hecho esto,
siento
que se ha establecido contacto.
Virginia Satir