Temas de siempre "Sueños"

“Una vez soñé, que el mar arrastraba a la orilla una niña-pez rebosada. La tomé entre mis brazos y  me sentí intranquila, quería cuidarla a toda costa. Le quité el rebosado y desnudita (tendría aproximadamente un año) la senté sobre un lavaplatos mientras le preparaba algo de comer. Intuía que iba a caerse y ¡paf! Se cayó. Cuando la recogí se había  dislocado un pie, la subí de nuevo, esta vez a la nevera, más alta. La miraba inquieta mientras terminaba de preparar la comida, sabía que se iba a caer de nuevo y así fue, pero esta vez se disecciono el pie, un corte limpio sin sangre… la recogí y la tapé con una manta abrazándola fuerte, lloré desesperadamente mientras le gritaba  a mi madre para que viniera, ella se dormía en mi regazo…”


Cuantas veces me he preguntado ¿Qué sentido tienen los sueños? ¿Qué quieren decirme? ¿De dónde vienen? ¿Quién los crea?
A pesar de hacer una equívoca traducción en una frase de una canción de Enya, para mi recobró sentido, “cuando cae la noche, tu corazón encuentra la verdad”.  Es en la noche, en la oscuridad donde me acerco “a la verdad”. Así lo creo también con los sueños.
Cierro los ojos cuando quiero  conectar con mi interior, cierro los ojos cuando quiero saber  cómo me siento ante ciertas situaciones, cierro los ojos cuando necesito respirar, cierro los ojos cuando no quiero que nada me distraiga y cierro los ojos cuando me duermo y sueño.
Cierro los ojos y las imágenes aparecen, la mayoría de las veces, como actos absurdos para mi yo consciente. Otras veces se acercan más al orden que conozco, incluso como una continuidad de mi realidad despierta. De cualquiera de las maneras, en estos actos extraños donde a veces creo asistir a una fiesta de máscaras y en la que posiblemente menos disfrazada voy,  la protagonista soy yo.
Si soy yo la que sueño, soy yo la que los creo. Elijo cada elemento que necesito en ese momento y los proyecto sin ficciones, sin caretas. Cada objeto y personaje, son partes que hablan de mí y me completan. Es justo en ese lugar  inconsciente donde puedo expresar algo que posiblemente evite decir, hacer e incluso ser a “la luz del día”. 
Los sueños son mensajes que  me ayudan a completar mi realidad consciente,  si me los dejo vivir  deliberadamente.




No hay comentarios:

Publicar un comentario